La Seguridad del Estado acusó al defensor de los Derechos Humanos José Hernández López, de los delitos de “Desacato” y “Desobediencia” y será procesado pronto en un juicio sumario por atestado directo, según informó al Consejo de Relatores (CRDHC) su hija Yanuris Hernández.

Hernández informó vía telefónica que le entregaron el número de expediente de su padre y le dijeron que buscara rápido un abogado porque “apenas le queda tiempo para eso”.

José Hernández López fue arrestado este 15 de noviembre alrededor de las 4:00 p.m., en el parque de la localidad Los Arabos, en Matanzas. El activista vestía un pullover blanco y estaba sentado en el parque cuando un policía le puso la mano en el hombro y le pidió que se lo quitara, a lo que él se negó. Por ese motivo fue detenido y trasladado a la unidad policial local, donde fue despojado de su ropa y agredido, con varias lesiones en el cuerpo, como resultado de una golpiza que le propinaron los policías. Luego fue trasladado para la unidad de Instrucción de la Seguridad del Estado, en el municipio Colón.

Aseguró Yanuris Hernández que su padre lo único que hizo fue gritar consignas como “Patria y vida” y “Abajo Díaz-Canel”, y que el jefe de la Seguridad del Estado de esa localidad le dijo que “lo va a hacer papillas y va a tener que cumplir”.

El activista José Hernández López, de 58 años, reside en la localidad Los Arabos, en Matanzas. Es minusválido y pertenece desde hace casi 20 años al Consejo de Relatores de los Derechos Humanos y a los círculos Democráticos Municipalistas de Cuba. Ha sido víctima de todo tipo de agresiones por parte de la Seguridad del Estado y la Policía, desde descomunales palizas hasta falsos enjuiciamientos.