OCDH denuncia escalada represiva del régimen cubano para impedir marchas pacíficas, que incluye la participación de la Oficina de Asuntos Religiosos del Partido Comunista

Retenciones domiciliarias (49), amenazas (25) y cortes de internet y actos de repudio frente a las casas de activistas (8), fueron el principal saldo de la jornada del 13, 14 y de las primeras horas de hoy 15 de noviembre en Cuba. Se han documentado más de 200 actos represivos, pero advertimos que estamos ante una situación en desarrollo.

Los sacerdotes católicos Alberto Reyes, Rolando Montes de Oca y Castor Álvarez Devesa han sido amenazados con ser detenidos por la Oficina de Asuntos Religiosos del Partido Comunista de Cuba.

La activista Saily González Velázquez fue objeto esta mañana en su casa, en Santa Clara, de un bochornoso acto de repudio. Estos actos protagonizados por seguidores del régimen, incluyen la permanencia de miembros de la policía y la seguridad del estado en la proximidad de las viviendas (como pudo verse, entre otros, en el vídeo que Víctor Ruiz compartió en redes sobre el acoso sufrido hoy en su vivienda).

Yunior García Aguilera, promotor de las marchas cívicas, sufrió un acto de repudio a las puertas de su casa, donde una turba de personas enviadas por el régimen le impidió salir a manifestarse. La prensa extranjera no pudo llegar al lugar por las restricciones impuestas.

Al menos dos personas fueron arrestadas en el parque El Quijote, de La Habana, tras gritar «viva la democracia». Se desconoce su paradero.

Los periodistas Luz Escobar (14yMedio) y Abraham Jiménez Enoa, columnista de The Washington Post, están bajo arresto domiciliario.