Este 22 de noviembre comenzó el juicio contra 13 manifestantes del 11 de julio en la provincia Artemisa.

El joven Yeremin Salsines Jane es uno de los enjuiciados, a quien Fiscalía pide 14 años de privación de libertad, confirmó su esposa Irma Ravelo al medio independiente ADN Cuba.

“Solo permitieron ingresar a un familiar por cada acusado, y la institución está rodeada por militares y agentes de la Seguridad del Estado. Estamos muy ansiosos los familiares. Nos sentimos bastante vulnerables; presión alta, estamos tristes», dijo Ravelo a ADN.

«Esos 14 años que le piden son una tortura, no sé ni cómo llamarle. Estuve con él todo el tiempo y no hizo nada de lo que lo acusan. Me duele saber que hay tantos testigos fabricados y no podemos hacer nada más que denunciar. Exijo la libertad de mi esposo y de esos jóvenes que están dentro».

 

(IR A FUENTE)