En horas de la mañana de este 18 de noviembre, el activista político y opositor Abdel Legrá Pacheco, informó al OCDH que se dirigía a la estación policial ubicada en Zanja y Dragones, en Centro Habana, luego de recibir una citación verbal, vía telefónica, para una “entrevista” con el Mayor “Ángel” de la Seguridad del Estado.

El día 14 de noviembre el activista fue detenido alrededor de las 9:30 a.m., frente a la Parroquia del Sagrado Corazón, ubicada en Línea esquina C, cuando se disponía asistir a la misa del domingo. Fue liberado ese mismo día a las 11:30 de la noche, tras varios interrogatorios.

“No me imputaron cargo alguno, lo que evidencia que fue una detención totalmente arbitraria e ilegal. El régimen está asustado y cree que con miedo y violaciones a los Derechos Ciudadanos tiene el problema resuelto. Cuando se acude a la ofensa, a la violencia, a la arbitrariedad, a la prepotencia y a la fuerza, es porque no se tienen argumentos sólidos y verdaderos en defender su proyecto”, informó el activista en una publicación en Facebook, refiriéndose a la detención que sufrió en vísperas de la Marcha Cívica por el Cambio, convocada para el 15 de noviembre en la Isla.